maldita logo cuadrado VOLVER A MALDITA
Síguenos en:
HAZTE MALDITO

MENÚ

Sólo el 20% de los abanderados en los Juegos Olímpicos han sido mujeres y en España la proporción es menor con 19 hombres y 2 mujeres

Publicado martes, 20 julio 2021
Comparte

Tras el aplazamiento por la pandemia de la COVID-19, la antorcha olímpica llegará el próximo 23 de julio al Estadio Olímpico de Tokio para inaugurar los Juegos Olímpicos (JJOO) de 2020 un año después de lo previsto. Saúl Craviotto y Mireia Belmonte serán los dos abanderados de la delegación española en la ceremonia de apertura. Es la primera vez en la historia que nuestro país cuenta con dos personas para llevar la bandera en la inauguración de unos Juegos. No es casualidad. El Comité Olímpico Internacional (COI) ha cambiado la normativa para Tokio permitiendo a los países poder elegir dos atletas, un hombre y una mujer, para portar la bandera. 

Con la elección de Craviotto y Belmonte, España cumple con el objetivo del COI en materia de igualdad de género. Pero si analizamos los años anteriores, nuestro país sólo ha tenido dos mujeres abanderadas por 19 hombres: el 9,52%. Una tendencia favorable a los hombres que se repite a nivel internacional. Las mujeres sólo han llevado la bandera nacional de su país en las ceremonias de apertura de los Juegos Olímpicos el 20,42% de las veces.

A la espera de conocer todos los nombres de los abanderados que representarán a los 206 países participantes en los JJOO de Tokio (la lista completa no se publicará hasta el mismo 23 de julio según ha confirmado el COI a Maldita.es) de los 73 Estados de los que ya se conoce la identidad de sus abanderados, la mayoría han optado por incluir a una mujer y un hombre, como España.

50 países nunca han escogido a una mujer como abanderada de los Juegos Olímpicos 

Hasta ahora, el representante de cada país en este acto ha sido mayoritariamente un hombre. Entre los 2.307 abanderados de la ceremonia de apertura que ha habido en la historia de los Juegos Olímpicos desde el año 1908, según los datos publicados por el portal Olympedia, sólo 471 han sido mujeres: el 20,42%.

Si tenemos en cuenta los 223 países que, en algún momento desde 1908, han tenido esta figura durante la ceremonia inaugural de los JJOO (sin incluir ni el equipo unificado, ni el equipo olímpico de refugiados, ni los atletas olímpicos individuales), 50 no han escogido nunca una mujer como abanderada: el 22,42% de ellos. Es el caso, por ejemplo, de Chipre, Estonia, Cuba o Túnez

La gran mayoría de los comités olímpicos, el 88,79% de los países, han escogido más hombres que mujeres como abanderados. De hecho, en países de la Unión Europea, como Francia, Alemania, Bélgica o Suecia (o la propia España), el porcentaje de mujeres abanderadas ni siquiera ha llegado al 20%.

Solo el 7,17% han elegido a más mujeres que hombres como abanderados para portar la bandera durante la ceremonia de apertura. En total, son 16 países los que han optado por esta opción. Entre ellos: El Salvador, Albania, Jamaica o Cabo Verde. Y sólo siete mantienen la paridad aritmética del 50% de abanderadas y abanderados. Es el caso de Ecuador, Guinea Ecuatorial o Angola, entre otros. 

Sólo dos mujeres españolas abanderadas y la primera fue la infanta Cristina: este año se sumará Mireia Belmonte

En España el porcentaje de mujeres abanderadas no nos sitúa entre los países más igualitarios en las ceremonias de apertura de los JJOO. Desde que nuestro país participó por primera vez en los Juegos Olímpicos de 1900 hasta ahora, tan sólo ha habido dos mujeres entre los 21 abanderados que hemos tenido: la infanta Cristina y la judoka Isabel Fernández. Cristina de Borbón, suplente del equipo nacional de vela en Seúl 1988, fue la encargada de portar la bandera española en la apertura de esos JJOO, convirtiéndose en la primera mujer en hacerlo por España en unos Juegos Olímpicos de verano. 

Además, la infanta fue también la primera suplente abanderada del país: nunca antes España había elegido a un deportista suplente para ser el abanderado. Aunque si observamos la historia de los Juegos Olímpicos, España no ha sido el único país en escoger a un miembro de la familia real sin experiencia olímpica previa para esta misión. Por ejemplo, el príncipe Constantino de Grecia fue el abanderado de su país en los Juegos de Roma en 1960, en los que participó con el equipo de vela, sin haber competido con anterioridad en las Olimpiadas. Y Jefri Bolkiah, príncipe de Brunei, también fue el abanderado de su país en los JJOO de verano de Atlanta en 1996, en los que debutaba como olímpico en tiro.

Tras la infanta, fue el turno de Isabel Fernández en los Juegos Olímpicos de Atenas en 2004, 16 años más tarde. La judoka contaba en ese momento con un oro y un bronce olímpico, que había obtenido en los juegos anteriores, celebrados en el año 2000 en Sidney.

Dos miembros de la Casa Real en el listado de abanderados por España

Pero la relación entre la Casa Real y los Juegos Olímpicos viene de lejos. Antes que la infanta Cristina, su padre, el actual rey emérito Juan Carlos I, también fue olímpico en vela en Múnich 1972. Aunque el monarca no llevó la bandera de España en la ceremonia de apertura. El que sí lo hizo fue su heredero, el actual rey Felipe VI, cuatro años después que la infanta Cristina, en las Olimpiadas de Barcelona de 1992, al formar parte, como ella y su padre, del equipo de vela. En total: dos miembros de la Casa Real han sido abanderados de España en unos JJOO. La misma cantidad de miembros de la realeza abanderados que de mujeres hasta ahora.

A pesar de que los primeros Juegos Olímpicos “modernos” se celebraron en 1896, el primer abanderado español fue el atleta José García Lorenzana en 1920, varias ediciones después. En 1900, primer año en el que España participó, no contó con ningún abanderado. Además, nuestro país ha faltado en más de una ocasión desde ese estreno: no asistió a las ediciones celebradas en 1904, 1908 y 1912, y, al año siguiente, en 1916, la Primera Guerra Mundial impidió la celebración de los JJOO. 

Después del debut de García Lorenzana, fue el turno de los atletas Féliz Mendizábal, Diego Ordóñez y el tirador Julio Castro del Rosario. Pero la Guerra Civil en 1936 imposibilitó la participación de España, y la Segunda Guerra Mundial paralizó las Olimpiadas en los años posteriores. Por ello, el siguiente deportista en llevar la bandera fue el boxeador Fabián Vicente del Valle ya en 1948.

Casi el 70% de los países participantes que ya han anunciado sus abanderados para Tokio han optado por la fórmula mixta

Como esta modificación en el protocolo de los abanderados para la ceremonia de apertura de los JJOO de Tokio 2020 no es obligatoria, no todos los países han seguido la recomendación del COI. De los 73 países que ya han hecho pública la identidad de sus abanderados 50 han elegido a una mujer y a un hombre para encabezar el desfile inaugural: el 68,49%. 

El objetivo de esta nueva directriz es “enviar un mensaje al mundo de la importancia de la igualdad de género tanto dentro como fuera del campo”, según han indicado a Maldita.es desde el COI. Sin embargo, no todos incorporan una versión mixta con dos abanderados. Ya conocemos que otros 13 comités olímpicos, como los de Omán, Letonia o Azerbaiyán, estarán liderados exclusivamente por un hombre y otros 10, como los de Bulgaria, Nigeria o Colombia, sólo por una mujer. 

Hazte maldito, Hazte maldita
Te necesitamos para combatir los bulos y la mentira: sólo juntos podemos pararla. En Maldita.es queremos darte herramientas para protegerte contra la desinformación, pero sólo con tu apoyo será posible.

Eres muy importante en esta batalla para que no nos la cuelen. Seguro que tienes conocimientos útiles para nuestra batalla contra los bulos. ¿Tienes conocimientos de idiomas? ¿Lo tuyo es la historia? ¿Sabes mucho sobre leyes? ¡Préstanos tu Superpoder y acabemos juntos con los bulos!

También puedes apoyarnos económicamente. Maldita.es una entidad sin ánimo de lucro y que sea sostenible e independiente, libre de publicidad y con profesionales bien remunerados dedicados a luchar, contigo, contra la desinformación depende de tu ayuda. Cada aportación cuenta, cualquier cantidad es importante.