El hombre tiene preferencia por encima de la mujer en la línea de sucesión de la monarquía en España. Si esto no fuera así, hoy en día la reina podría ser la infanta Elena, la hermana mayor del rey Felipe VI. Pero no es el caso. La Constitución lo regula específicamente: en la misma línea y grado sucesorios siempre prevalecerá “el varón a la mujer”. Pero no es el único cargo en la Casa Real donde parece que tienen prioridad los hombres

Aunque el personal de la dirección de la Casa Real puede estar conformado tanto por hombres como por mujeres, en los últimos 45 años, Juan Carlos I y Felipe VI han elegido casi únicamente a hombres. De los 57 altos cargos que ha habido en la Casa Real desde 1975, el rey y el rey emérito sólo han nombrado a dos mujeres para estos puestos de confianza: Asunción Valdés y Beatriz Rodríguez. La primera fue nombrada por Juan Carlos I y la segunda, por Felipe VI. Es decir, la proporción de mujeres que ha habido en la dirección es mínima: representan el 3,5% de estos puestos.  

Beatriz Rodríguez es la actual interventora de la institución desde que fue nombrada el pasado 27 de febrero de 2015 por Felipe VI. Pero para encontrar el nombramiento de otra mujer hay que echar la vista atrás más de veinte años: hasta el 29 enero de 1993. En aquel momento, el rey Juan Carlos I nombró a Asunción Valdés como jefa de prensa de la Secretaría General de la Casa Real, convirtiéndose así en la primera mujer que ocupaba un cargo en la dirección de esta institución. Valdés estuvo en este puesto durante 10 años, hasta junio de 2003. 

Como Valdés y Rodríguez no han coincidido en la Casa Real, la dirección de este organismo nunca ha tenido más de una mujer. En este momento, el organigrama de la Casa Real está compuesto por 11 cargos: 10 hombres y una mujer. 

El Jefe de la Casa de Su Majestad el Rey, la figura más importante, nunca ha sido ocupada por una mujer

En la Casa Real hay tres puestos que conforman la alta dirección y que son los de máxima responsabilidad: Jefe de la Casa, Secretario General y Jefe del Cuarto Militar. Ninguno de los tres ha sido ocupado nunca por una mujer

La figura del Jefe de la Casa, que ostenta Jaime Alfonsín desde que Felipe VI fue coronado como rey, se encarga de “asegurar el óptimo funcionamiento” de la Casa Real. Es el máximo puesto del organigrama: de él dependen el Consejero Diplomático y la Interventora, pero también la Secretaría General y el Cuarto Militar. Juan Carlos I tuvo cinco jefes de la Casa del Rey. Todos fueron hombres.

Los otros altos cargos en la organización de la Casa Real son el Secretario General, que coordina el resto de unidades, y el Jefe del Cuarto Militar, del que depende la Guardia Real. En estos 45 años, desde 1975, tampoco se ha elegido a ninguna mujer para estos dos puestos.

Juan Carlos I y Felipe VI han elegido el mismo número de mujeres dentro del personal: en todo su mandato sólo a una mujer

Tanto Felipe VI como su padre Juan Carlos han elegido al mismo número de mujeres durante sus mandatos: solamente una. Ahora bien, la proporción cambia porque el número de hombres que han nombrado es distinto. De las 48 personas que designó Juan Carlos I como rey de España, sólo una era mujer: el 2%. 

En cambio, con Felipe VI, el porcentaje es superior. Desde que abdicó su padre en 2014, Felipe VI ha renovado casi todos los cargos del personal de la Casa Real, a excepción de Alfonso Sanz Portolés, Domingo Martínez Palomo e Isaías Peral, que ya fueron nombrados anteriormente por su padre. A pesar de que Felipe ha designado a un total de 11 personas (dos ya habían sido nombrados anteriormente por su predecesor), sólo hay una mujer. La proporción de mujeres nombradas por Felipe VI supone el 9%

Los altos cargos de la Casa Real no siguen las mismas reglas de paridad que los ministerios o las empresas públicas, pero si tuvieran que seguirlas, no las estarían cumpliendo

Actualmente, el 9% de mujeres que hay entre los altos cargos de la Casa Real se queda muy alejado de los porcentajes de paridad que defiende la Ley de Igualdad efectiva entre mujeres y hombres. Aunque esta ley no se aplica en lo que se refiere a la Casa Real, si así fuera, la institución monarquía incumpliría la norma.

Esta regla estipula que las personas de cada sexo no superen el 60% ni sean inferiores al 40% en los altos cargos o puestos de responsabilidad de la Administración General del Estado. Para llegar a ese 40% de la ley, que sí se aplica en el caso de ministerios o empresas públicas, en la Casa Real tendría que haber al menos 4 mujeres más a parte de Beatriz Rodríguez.

Y las cifras no mejoran si incluimos a todo el personal designado desde la Jefatura de Estado de Juan Carlos I. Las mujeres representan el 3,5% del histórico de los altos cargos de la Casa Real. Es decir, si quisiéramos llegar a esa composición equilibrada en la que el porcentaje de personas de cada sexo no puede superar el 60 ni ser inferior al 40, tendrían que haber sido elegidas al menos 24 mujeres: 22 más. 

Lo que sucede es que ni en la Constitución ni en el Real Decreto de reestructuración de la Casa Real se especifica que la participación o la presencia de uno u otro sexo tenga que ser equilibrada. El rey puede nombrar directamente a quien él considere. Así que, por ahora, el porcentaje se queda en ese 9%. Bastante alejado, por ejemplo, del 42,8% de los puestos de mujeres en los altos cargos de la Administración General del Estado, según los datos de 2019 publicados por el Instituto Europeo para la Igualdad de Género

Desde Maldita.es nos hemos puesto en contacto con la Casa Real para conocer por qué no se han nombrado a más mujeres como altos cargos de esta institución, qué características tiene que reunir una persona para ser designada en uno de estos puestos o por qué la mujer tiene tan poco protagonismo en los organigramas reales. En el momento de esta publicación todavía no hemos obtenido respuesta


METODOLOGÍA

Los nombramientos del personal de la Casa Real son de libre designación por el rey Felipe VI (y entre 1975 y 2014, lo fueron por, el que es ahora el rey emérito, Juan Carlos I), según se especifica en los artículos 65.2 de la Constitución y 10.1 del Real Decreto sobre reestructuración de la Casa Real

Como todos estos nombramientos se anuncian a través de Reales Decretos que son publicados en el Boletín Oficial del Estado (BOE), en Maldita.es hemos scrappeado el BOE extraído los nombres de todas las personas que han sido designadas dentro del apartado “Autoridades y personal” de la Jefatura del Estado. 

Para ello, en primer lugar, nos hemos descargado todos los resultados que contienen en el título de las disposiciones “Casa de Su Majestad el Rey”, “Casa de S.M. el Rey”, “Casa de S. M. el Rey” y “la Secretaría de Su Majestad la Reina”. A continuación, hemos limpiado la base de datos quedándonos exclusivamente con aquellos resultados que muestran los “nombramientos, situaciones e incidencias” dentro de la sección II de “Autoridades y personal”. 

De esta selección, hemos extraído los nombres de cada persona designada libremente con un cargo dentro de la estructura del personal de la Casa Real. Para analizar la base de datos, hemos identificado el género del personal con la ayuda de la librería de Python ‘genderator’.