El Ministerio de Sanidad ha lanzado la nueva campaña #SiemprePreservativo para fomentar el uso del preservativo a la hora de tener relaciones sexuales. En la presentación de esta campaña, la ministra de Sanidad, María Jesús Carcedo, se ha basado en los últimos datos de Vigilancia Epidemiológica que recoge anualmente el Instituto de Salud Carlos III, correspondientes al 2017.

En Maldito Feminismo hemos consultado estos datos para analizar cómo afectan este tipo de enfermedades a la mujer, en comparación con el hombre, y comprobar cuál es la que tiene mayor incidencia en ella. Os lo explicamos:

Clamidia: La ITS que afecta más a mujeres que a hombres

Si normalmente se piensa que las principales infecciones de transmisión sexual afectan en mayor medida a los hombres, en el caso de la clamidia no es así. A diferencia de la gonorrea y la sífilis, las mujeres padecen el 52% de los casos registrados en 2017. Es decir, de los 9.842 casos en los que se ha recogido la información referente al sexo, de los 9.865 totales, 5.127 pertenecen a mujeres.

Un porcentaje que se ha mantenido constante en los últimos años. Concretamente, en el 2010, el 54,5% de los casos registrados eran de mujeres. Aunque, en estos últimos 7 años, la incidencia de la clamidia en la mujer ha aumentado de los 516 casos a los 5.127. Sin embargo, no fue hasta el 2013 cuando la infección de la clamidia se incluyó como una infección a tener en cuenta dentro de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica.

La clamidia está mucho más extendida en mujeres y hombres de edades más jóvenes. Los grupos de 20 a 24 años y de 25 a 34 son los que presentan más casos registrados tanto en hombres como en mujeres. Aunque, en mujeres, también cabría destacar los casos que se producen entre los 15 y los 19 años, que es el tercer grupo.

Gonorrea: Casi mil casos más en mujeres en 2 años

En esta enfermedad, la incidencia en la mujer es muy inferior a la del hombre. Concretamente, en 2017, casi el 84% de los casos se les atribuye a ellos. Un porcentaje que se ha mantenido desde el 2010 en torno al 80% pero no siempre sobre la misma cantidad de casos registrados.

En 2010, la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica registró 1.944 casos de gonorrea frente a los 8.722 que se contabilizaron el pasado 2017. De hecho, entre el 2013, año identificado por el estudio como un punto de cambio, y el 2017, la tasa de infección por gonorrea por cada 100.000 habitantes ha subido de media un 26,3%. Aunque, si solo tenemos en cuenta el último año analizado, de 2016 a 2017, se ha registrado una subida de 2.931 casos.

Además, aunque sea en diferente proporción, tanto en hombres como en mujeres se repite el mismo patrón que con la clamidia: los grupos de edad con mayores tasas registradas de gonorrea se encuentran entre los 20 y los 24 años y entre los 25 y los 34.

Sífilis: De 35 a 44 años, el grupo de edad con más incidencia

¿Y con la sífilis? No ocurre lo mismo en el caso de la sífilis que, de hecho, entre 2010 y 2017, tan solo registra un incremento del 3,9% de casos. De nuevo, hay mayor incidencia en los hombres que en las mujeres ya que, en 2017, casi el 90% de los casos registrados lo padecen hombres frente al 8% que padecen las mujeres (el 2% restante no aporta la información relativa al sexo).

Y, a diferencia de lo que ocurre con la gonorrea y con la clamidia, esta enfermedad es más pronunciada en los grupos de edad más avanzados. Es decir, las tasas más elevadas que se han registrado se sitúan en los grupos de edad de 35 a 44 años y de 45 o más, tanto en hombres como en mujeres.

Nota metodológica:
Para obtener las tasas por edad y sexo solo se tuvieron en cuenta aquellas comunidades autónomas que notificaron casos de forma individualizada. Por lo que, como denominador, se ha utilizado la población de estas CCAA. Además, se han hecho cálculos a raíz de los datos publicados en los diferentes informes de vigilancia de las infecciones de transmisión sexual disponibles en: este enlace.