La preocupación de los españoles por la violencia de género ha alcanzado un máximo histórico en 2019. En 2018, de media, sólo el 2,5% de la población consideraba esta lacra como una de sus principales preocupaciones, según el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). Un año más tarde lo hacía el 6,7% de la población

De hecho, el porcentaje medio de 2019 ha superado por primera vez el de 2004, cuando se llegó al 6,3%. Además, ese año, se publicó el barómetro con la cifra más alta de la historia. Concretamente, en marzo de 2004 -cuando José Luis Rodríguez Zapatero fue elegido como presidente del Gobierno-, un 11,7% de los encuestados consideró que "la violencia contra la mujer -como se describía este tipo de violencia en aquel momento- era una de las preocupaciones más relevantes para la sociedad.

Los meses anteriores a la cita electoral, el PSOE había puesto el debate sobre la violencia de género encima de la mesa y una de las medidas que iban a poner en marcha durante la legislatura era, precisamente, esa: acabar con la violencia de género ya que, sólo en 2003, habían sido asesinadas a manos de sus parejas o exparejas 71 mujeres. La Ley Integral contra la Violencia de Género no se hizo esperar: se aprobó por unanimidad en octubre de ese mismo año y entró en vigor a finales de diciembre

El récord mensual de marzo de 2004 ayudó a que ese año fuera un récord histórico en preocupación por la violencia de género entre los españoles, que no se llegó a superar hasta 2019. Ahora habrá que esperar a que acabe el año para ver si 2020 vuelve a batir el máximo. Pero por ahora sí está sucediendo, tras los barómetros de enero y febrero del CIS hay un 6,8% de españoles que eligen la violencia de género como una de sus principales preocupaciones.

Aunque nunca se ha llegado a superar el 12%, a excepción de marzo de 2004, el porcentaje de personas que cree que la violencia de género es uno de los principales problemas para la sociedad ha aumentado del 2,4% en diciembre de 2018 al 7,9% en diciembre de 2019. En julio de 2019, también se llegó al millar de mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas. En los dos meses de barómetro que llevamos de 2020, la tendencia se mantiene: el 6,8% de la población sí lo ve como uno de los principales problemas. 

Sólo el 1% de la población ve "los problemas relacionados con la mujer" como una de las principales preocupaciones, en toda la historia del CIS

Otra de las opciones que también tardó en llegar al CIS fue la de "los problemas relacionados con la mujer", en general. Aunque el CIS no especifica qué problemas incluye dentro de este apartado. En marzo de 2001, se incluyó por primera vez como una de las principales preocupaciones de los españoles. Sin embargo, las cifras son inferiores. El porcentaje de personas que lo ve como una preocupación nunca ha superado el 1%. De hecho, tan sólo en el barómetro de marzo de 2005 y en el de marzo de 2018 se llega a esta cifra. 

Casi la mitad de los ciudadanos considera que las movilizaciones del 8M "sirven mucho o bastante" para fortalecer los derechos de las mujeres

Bajo el lema "Si nosotras paramos, se para el mundo", el 2018 marcó un cambio en la protesta feminista. Ese año, fue la primera vez que se celebró una huelga feminista y se comunicaron 1.226 manifestaciones entre todos los pueblos y ciudades, según los datos recopilados por el Ministerio de Política Territorial y Función Pública a los que ha tenido acceso Maldita.es. "Una movilización sin precedentes", como apuntaron algunos medios, para luchar contra la desigualdad de género. Por ello, tras el éxito de esta convocatoria, el CIS incorporó una pregunta sobre esta reivindicación en su barómetro del año siguiente, en 2019.

Tanto en el barómetro de febrero de 2019 como en el de febrero de 2020, justo un mes antes de que se celebre la marcha por el 8M, el CIS ha preguntado si "las manifestaciones que se celebran este día están sirviendo mucho, bastante, poco o nada para fortalecer las reivindicaciones sobre las libertades y derechos de igualdad de las mujeres". 

Los últimos resultados, correspondientes al 2020, muestran que casi la mitad de la ciudadanía considera que las movilizaciones del 8M sirven mucho o bastante de cara a fortalecer los derechos de las mujeres. Concretamente, un 49% da una respuesta positiva: mientras un 15,2% opina que las manifestaciones están sirviendo mucho, un 33,8% de la población cree que "está sirviendo bastante". 

Al año anterior, en 2019, el CIS publicó unos porcentajes similares: el 17,6% consideró que el 8M "está sirviendo mucho" y el 31,5% que "está sirviendo bastante" para fortalecer las reivindicaciones sobre las libertades y derechos de igualdad de las mujeres". Es decir, un 49,1% también dio una respuesta positiva.