Tan sólo hace una semana que la candidata socialista Concha Andreu fue investida como presidenta de La Rioja. Con ella, todas las comunidades autónomas en las que se celebraron elecciones el pasado 26 de mayo han elegido a su presidente.

Sin embargo, las cámaras autonómicas sólo han dado su confianza a cuatro mujeres frente a ocho hombres. Es el caso de Madrid, las Islas Baleares, Navarra y La Rioja. Además, en las cinco comunidades que no han celebrado elecciones en esta fecha (Galicia, Cataluña, Comunidad Valenciana, Euskadi y Andalucía) también gobiernan hombres. Por lo que el el recuento total es de cuatro mujeres frente a trece hombres.

Si atendemos a los partidos políticos, el PSOE es el que tiene más proporción de presidentas, ya que dirigen tres de las nueve comunidades socialistas. Tras él, le sigue el Partido Popular con una sola presidenta (Isabel Díaz Ayuso, en la Comunidad de Madrid) frente a cuatro hombres. Sin embargo, las comunidades lideradas por el PNV, PRC y JxCat, con una presidencia autonómica cada uno, están ocupadas por hombres.

Desde 2011 el número de presidentas electas de las comunidades autónomas no ha variado. En cada una de las tres últimas legislaturas ha habido cuatro mujeres presidentas.

Aunque no fue hasta el año 2003 cuando una mujer consiguió ostentar este cargo. Ese año, Esperanza Aguirre se convirtió en la primera presidenta electa por el PP tras unas elecciones autonómicas en la Comunidad de Madrid.

Existe una excepción como ya os contamos en Maldita.es. Es el caso de María Antonia Martínez (PSOE), quien llegó a la presidencia de la Región de Murcia en 1993 sin haber sido candidata para las elecciones. Su investidura se produjo porque el anterior presidente, Carlos Collado, fue imputado por un caso de corrupción.