Cada 8 de Marzo, se celebra el Día Internacional de la Mujer. Los últimos dos 8M celebrados en España no sólo han supuesto un cambio en el número de personas que han salido a la calle para manifestarse y la convocatoria de la primera huelga feminista en este país, si no que además han estado marcados por el lema "si las mujeres paramos, se para el mundo" a través de dos huelgas generales de mujeres, en 2018 y 2019.

Este 2020 es diferente. El 8 de marzo cae en domingo y a diferencia de los dos años anteriores, la Comisión 8M, integrada por asambleas feministas de todo el país, ha decidido que "no se considera imprescindible lanzar una convocatoria única de huelga". Además, desde la Comisión especifican que "las asambleas del 8M son autónomas y la red está totalmente descentralizada" por lo que "cada asamblea ha convocado huelga, según sus propios criterios y sus necesidades", explican. En su argumentario lo dejan claro: "nuestra propuesta este año 2020, es la Revuelta Feminista". 

Si me toca trabajar en domingo, ¿puedo hacer huelga? Pues depende de donde vivas

Como la huelga feminista ha pasado a un segundo plano este 2020, este año ningún sindicato avala la huelga laboral aunque hay excepciones. Cataluña es una de las pocas comunidades en la que este domingo sí habrá paros tanto laborales como de cuidados y de consumo, convocado por la CGT de Cataluña -entre otros-, según ha confirmado en Twitter la organización catalana Vaga Feminista. El movimiento feminista de Cataluña quiere seguir llevando a cabo este formato que ha resultado clave en los últimos años e incluso ha puesto en marcha una cuenta atrás en su página web. Aunque no todos los sindicatos están de acuerdo en este punto. Por ejemplo, UGT no apoya la huelga en el ámbito laboral, aunque sí "apoyamos la huelga feminista en el ámbito de consumo, de cuidados y estudiantil", explican a Maldita.es.

Lo mismo ocurre en la Región de Murcia. El movimiento feminista murciano llama a participar a todas las personas trabajadoras a la huelga convocada por el sindicato CGT para los días 8 y 9 de marzo. En Baleares, sólo colectivos feministas de Ibiza y Formentera se han unido al llamamiento de huelga laboral, estudiantil, de cuidados y de consumo, que ha sido apoyado únicamente por el sindicato STEI

Por lo que "cualquier persona trabajadora puede ejercer el derecho de huelga siempre que esté dentro del ámbito de afectación de la convocatoria de huelga del sindicato" que la haya convocado, nos explican desde la Secretaría de Mujeres e Igualdad de CCOO(*).

En cambio, en el resto de comunidades y ciudades autónomas ningún sindicato avala la huelga laboral. En la Comunidad de Madrid no se ha hecho ninguna convocatoria de huelga laboral. Tampoco en Aragón, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Islas Canarias, Extremadura, Galicia, La Rioja, Navarra, País Vasco, Comunidad Valenciana, Ceuta, ni en Melilla. En Sevilla hay convocada huelga de cuidados y de consumo para el 8M, pero desde CCOO de Sevilla nos confirman que "en el ámbito laboral, no hemos convocado huelga este domingo". Algo similar sucede en Cantabria y en Asturias, aunque no habrá huelga laboral, sí habrá de cuidados y de consumo. 

Sin embargo, todas las comunidades autónomas y ciudades coinciden en algo: el domingo han convocado diferentes actos y manifestaciones para salir a la calle con el objetivo de "derribar barreras y avanzar", tal y como nos reconocen desde la Red Feminista de Gran Canaria. 

¿Qué el 8M sea domingo influye? 

"Porque cae en domingo, tal vez más que nunca, hace falta convocar la huelga", apuntan desde la Comisión 8M de Formentera e Ibiza. Para ellas, los motivos son varios: son días que se reservan para el ocio, días que se trabajan desde el sector de los servicios, y porque "hay que visibilizar que las mujeres trabajamos todo el año, fines de semana incluidos, sin tregua". 

En cambio, para la Asamblea Feminista de Valencia, "no influye nada que este año caiga en domingo". El movimiento feminista en esta ciudad ha decidido este año "replegar y trabajar más a nivel de barrio" y apostar por una acampada entre el 7 y 8 de marzo para reivindicar que el espacio público también es de las mujeres.

Además, "queríamos evitar convertir la huelga en una rutina, institucionalizándola, sabiendo que usaremos esta herramienta tan potente en otro momento", afirma con rotundidad Mireia Biosca, integrante de la Asamblea Feminista de Valencia.

En este sentido, desde CCOO apuntan que "la huelga ha sido desestimada por la mayoría del movimiento" porque "el 8M cae en festivo y esto, junto con el nuevo contexto político, aporta connotaciones diferentes para el movimiento feminista, que ha preferido otros instrumentos de presión y movilización".

Sin embargo, para las componentes de la Red Feminista de Gran Canaria, convocar una huelga este domingo "supondría pedirle a las más precarias o a quienes están de servicios mínimos en fin de semana que hagan un esfuerzo que no estamos en disposición de hacer la mayoría". Esa es la razón que reconocen para no llamar a la huelga de trabajo, estudiantil y de consumo. "Es insuficiente en domingo". 

Entonces, ¿qué ocurre con la huelga de cuidados?

Por parte de las feministas de Gran Canaria, "preferimos no hacer este llamado y aprovechar el domingo para pedir que [las personas que tienen a alguien a su cargo] traigan a quienes cuidan y co-cuidemos". 

Según Biosca, de la Asamblea Feminista de Valencia, "para las empleadas del hogar y de los cuidados, las kellys, la huelga ha sido una herramienta muy útil pero no muy inclusiva". En otras convocatorias, "se han quedado fuera" y "si paramos un domingo, no significa que ellas puedan parar". 

¿Cuál es la diferencia con respecto a otros años?

Por ejemplo, para la Red de Feministas de Gran Canaria, "el año pasado, pretendíamos que fuera una huelga más allá de lo laboral porque las mujeres participamos en todos los espacios de la vida". En aquel momento, el lema que secundaba las pancartas en las manifestaciones era "si nosotras paramos, se para el mundo", concretamente este 2020 las pancartas en las Islas Canarias rezarán "feminismos en pie, imparables" porque, como admiten, "así es como estamos: en pie e imparables". 

Para Biosca, de Valencia, "lo importante es que este movimiento y esta reivindicación se visibilice cada día". Por ello, considera que es imprescindible comprender que "nunca más habrá una huelga laboral al uso sin ser una huelga de consumo o de cuidados". Por su parte, la comisión feminista balear, aunque comparte estas premisas, explica que "este año, como todos los demás años, el 8M es un día para reivindicar nuestros derechos laborales" y también pide salir a la calle para visibilizar que "las tareas de cuidados también son trabajo".

(*) Esta pieza ha sido actualizada con las declaraciones de la Secretaría de la Secretaría de Mujeres e Igualdad de Comisiones Obreras (CCOO) el mismo día de su publicación 5/03/2019.