Ya no queda nada para que conozcamos quiénes son los artistas que se irán a dormir el sábado, 25 de enero, con un Goya bajo el brazo. No es la primera vez que hablamos de estos premios, ya os contamos que este año sobre la alfombra roja habrá menos mujeres nominadas que en la anterior edición: sólo el 14% de las nominaciones a los Goya son para mujeres [si no incluimos los premios directos a las actrices o actores -protagonistas, de reparto o noveles- o a las películas y cortometrajes]. En cambio, las candidaturas de hombres suponen el 73% y las siete restantes, un 13%, son nominaciones mixtas. 

Históricamente, hemos comprobado que, de media, el 72,7% de los Premios Goya han sido ganados por hombres [incluyendo todas las categorías, también las de interpretación que separan por género y las de películas y cortometrajes]. Las mujeres, en cambio, han conseguido el 21,9% de estos galardones. El resto de estatuillas, el 5,2%, se los han llevado grupos mixtos conformados por hombres y mujeres. 

Si nos fijamos año a año, las mujeres no llegan nunca a alcanzar el 50%. Los años que más se acercan a este porcentaje son en 2004, 2006 y 2008 y lo hacen con un 32-33%. En el otro lado de la tabla, se sitúan los años 1994, 1996 y 2002. En estas galas, ha habido muy pocas mujeres que se subieran al escenario ya que los porcentajes no llegan al 14%. Por otra parte, el máximo en los hombres asciende al 86% y en ninguna gala han bajado del 57% de premios recibidos. Eso sí, podemos ver a alguna mujer más dentro de los grupos mixtos aunque, su máximo fue en 1998 cuando el porcentaje de candidaturas ganadoras mixtas fue del 16,6%. 

Las mujeres consiguen el 25% de las nominaciones a los Goya

La proporción de mujeres nominadas, a lo largo de la historia de los Premios Goya, tampoco ha mejorado mucho. De media, en estos 33 años, las mujeres han optado al 25,3% de las nominaciones. Mientras que los hombres han accedido al 68,9% de ellas. De hecho, en todo este tiempo, sólo ha habido dos categorías con más mujeres nominadas que hombres: la de mejor diseño de vestuario y la de mejor maquillaje y peluquería. Aunque ellas sólo han superado el 50% de las nominaciones en el primer caso. Ellos se ocupan de las categorías más técnicas: música original, efectos especiales, fotografía o sonido.

Si pasamos a analizar el número de mujeres que han ganado en estas mismas categorías, el porcentaje es inferior en la mayoría de categorías. Si ellas han sido nominadas en el 25,3% de las candidaturas, sólo han ganado en el 15,8% de los galardones [sin tener en cuenta las categorías de interpretación, donde ya se separa por género]. 

Como ya os explicamos, en esta edición además, se da la circunstancia de que los miembros de la Academia no han nominado a ninguna mujer en seis categorías. Ellas brillan por su ausencia en uno de los platos fuertes de la noche, el Goya a mejor dirección; pero también en el de guion original, fotografía, dirección artística, música original y efectos especiales. 

Las mujeres nunca han ganado el Goya a mejor dirección de fotografía y en una edición sólo han ganado los Goya diferenciados por género

Aunque habrá que esperar a a gala que se celebra en Málaga para conocer los premiados de este 2020, ya sabemos que las mujeres no serán las ganadoras de ningún Goya a mejor dirección de fotografía porque las nominaciones a esta categoría están conformadas exclusivamente por hombres. De hecho, si echamos la vista atrás, desde el año 1988, ninguna mujer ha conseguido este galardón. Ellas nunca han sido nominadas, a no ser que fuera dentro de grupos mixtos. 

Además, si hacemos un repaso histórico, en la edición de 1996, las mujeres sólo consiguieron los mínimos premios Goya posibles: los que están diferenciados por género (mejor actriz protagonista, revelación y de reparto). O lo que es lo mismo: sólo ganaron las categorías en las que los hombres no pueden participar. Esto sucedió en 1996. Aunque, en 2002, sólo se premiara a las mujeres en estas categorías, al escenario también se subieron las mujeres que participaron en el guion adaptado de 'Salvajes', en la canción original de 'El bosque animado, sentirás su magia', y en los efectos especiales de 'Buñuel y la mesa del rey Salomon'. 

Las mujeres recogen el Goya a mejor actriz protagonista con siete años más de media que los hombres 

A sus 84 años, Benedicta Sánchez ha sido nominada a los Goya 2020 como actriz revelación por 'Lo que arde'. Es una excepción. La edad media para recibir el Goya a actriz revelación es de 28 años. Sin embargo, en el caso de los hombres, la edad aumenta en cinco puntos: ellos suelen recoger este galardón a los 33.

Algo parecido sucede con los actores protagonistas. Mientras ellas ganan este Goya a los 40 años, ellos lo hacen a los 47. Siete años de diferencia. Aunque la primera mujer que recogió esta estatuilla tampoco cumplió con la norma. Pilar López de Ayala recogió en 2002 el Goya a mejor actriz protagonista con 24 años. Lo hacía por su interpretación en la película 'Juana La Loca' y sin saber que, hasta ahora, sería la actriz más joven que ha recibido esta distinción. 

De hecho, Benedicta Sánchez no será la mujer más mayor que, si la Academia de Cine así lo cree, consiga un Goya. En 1990, Rafaela Aparicio se subió al escenario para recoger el cabezón por su papel protagonista en 'El mar y el tiempo' a sus 84 años, la misma edad que Benedicta.

No hay apenas diferencia en la edad media a la que las actrices y actores de reparto recogen su galardón. Esta edad se sitúa entre los 50, en el caso de ellas, y los 51 años, si hablamos de ellos. 

Y la diferencia es justo al revés si hablamos de directores. Mientras ellas se han hecho con este galardón a la edad de 49, ellos lo han hecho tres años antes, con 46. 

Sin embargo, la edad siempre ha sido un límite para las mujeres en el cine, tal y como se desprende de las propias reivindicaciones de las actrices. Ya hace diez años que Scarlett Johansson denunciaba la discriminación que sufren las mujeres en el cine con estas palabras: "Es como si las mujeres nos marchitáramos cuando cumplimos años, mientras que los hombres ganan con la edad, como el vino o lo que sea". Una crítica que no cambia con los años. En 2017, la entonces presidenta de la Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales (CIMA), Virginia Yagüe, reclamaba esto: "Sé que no tengo 30 o 40 años pero me niego a que decidan que soy invisible".

Sólo seis mujeres han sido reconocidas con el Goya de Honor en estas 33 ediciones

Desde que comenzaron a celebrarse estos premios, los Goyas de Honor han estado custodiados en su mayoría por hombres: José Luis López Vázquez, Alfredo Landa, Mario Camus o Antonio Banderas son algunos de ellos. Sin embargo, en todos estos años, sólo se ha reconocido la trayectoria de seis mujeres, de las cuales cinco han sido en estos últimos ocho años. Sólo el 17,6% de estos goyas de Honor han ido a parar a manos de mujeres. 

La pionera fue Rafaela Aparicio. En 1988, a sus 68 años, se subió al escenario del Palacio de Congresos de Madrid con una sonrisa reconociendo que "no se lo que hago que me quieren tanto". Después de Aparicio, hicieron falta 24 años para que otra mujer, en este caso Josefina Molina, actual presidenta de honor de la Asociación de mujeres cineastas y de medios audiovisuales (CIMA). En lista, también encontramos a Conche Velasco, Ana Belén y Marisa Paredes. Este 2020 es el turno de otra mujer: Pepa Flores, más conocida como Marisol. 

METODOLOGÍA

En Maldita.es hemos scrappeado los datos de la web de los premios Goya, que publica las nominaciones de los miembros de la Academia del Cine desde el comienzo, para poder analizar las nominaciones y las candidaturas ganadoras. Una vez que hemos descargado todos los datos, para analizar la base de datos, hemos identificado el género de las candidatas y los candidatos con ayuda de la librería de Python 'genderator'.

Para el análisis realizado, hemos excluido las categorías que premian directamente a las actrices y actores, que son premios que ya están diferenciados por género. Las nominaciones se han categorizado como de mujeres cuando la candidatura está formada exclusivamente por mujeres; como de hombres cuando la candidatura está formada exclusivamente por hombres; y mixta cuando la candidatura incluye tanto hombres como mujeres. Sólo hemos empleado todas las categorías para enumerar los premios que han sido recogidos por hombres, por mujeres y por grupos mixtos.

En ese análisis, hemos considerado el género de las directoras y directores que están detrás de las películas y cortometrajes galardonados en su respectiva categoría para incluirlos como premios a mujeres y premios a hombres, siguiendo el mismo esquema definido en el punto anterior.