El tiktoker e instagramer Naim Darrechi está protagonizando la última polémica en redes sociales después de afirmar en una entrevista con elyoutuber Mostopapi que “no puede mantener relaciones sexuales con condón”. El influencer, que cuenta con millones de seguidores en varias plataformas, relató que, tras percatarse de que “nunca” había dejado embarazada a ninguna chica después de “tantos años” sin utilizar preservativo, comenzó a eyacular dentro de ellas “sin ningún tipo de problema”. Tras esta confesión, su entrevistador le preguntó que si sus parejas sexuales no le recriminaban este hecho, a lo que él respondió que sí, pero que él “les dice” que “es estéril”: “Tú tranquila, que yo me he operado para no tener hijos”, afirmó.

Aunque según las declaraciones del joven, por las que ya ha pedido disculpas a través de su cuenta de Instagram, estaría engañando a sus parejas sexuales sobre su supuesta esterilidad y esto podría condicionar el consentimiento de ellas, según los expertos consultados por Maldita.es sería complicado imputarle un hecho delictivo, de acuerdo con la legislación vigente. 

Podría contemplarse un delito de abuso sexual aunque no se conocen precedentes de sentencias en España, según los expertos penalistas

A la pregunta de si mentir sobre una supuesta esterilidad con la única finalidad de eyacular dentro de una mujer podría suponer un hecho delictivo, los expertos consultados por Maldita.es coinciden en que no es un caso sencillo desde el punto de vista jurídico. Josep-María Tamarit Sumalla, catedrático de Derecho Penal en la Universitat Oberta de Catalunya, explica a este medioque en el supuesto de que la mujer sea mayor de edad, se le podría imputar un delito de abuso sexual que, según el artículo 181 del Código Penal, son aquellos actos que atentan “contra la libertad o indemnidad sexual de otra persona” sin que exista violencia o intimidación y sin que medie consentimiento. Según señala Tamarit, se podría entender que, aunque existiese consentimiento para mantener la relación sexual, este no sería válido ya que existiría un engaño (afirmar que se ha operado y que es estéril) lo que condicionaría de forma esencial y determinante el consentimiento. 

En el mismo sentido se manifiesta el catedrático en Derecho Penal en la Universidad Autónoma de Madrid, Manuel Cancio, que señala a Maldita.es que podría condenarse por abuso sexual. “Se podría considerar que el consentimiento se refiere expresamente, como condición, a mantener relaciones con alguien que es estéril y que, en tal caso, no sería válido por el engaño implícito en afirmar el varón que lo es, no siéndolo”, indica. Cancio indica que lo que más se parece a la práctica que según Darrechi lleva a cabo con sus parejas sexuales, es el llamado stealthing(“sigilosamente” o “en sigilo” en su traducción del inglés): asegurar a la mujer que se usa preservativo, pero no usarlo. “Si hay consentimiento para la penetración con preservativo, eso no implica que lo haya para la penetración sin usarlo”, aclara. 

Por esta práctica de stealthing el Juzgado de Instrucción número 2 de Salamanca condenó a un hombre en 2019 al considerarlo “un delito de abuso sexual” a la mujer con la que mantuvo relaciones sexuales. Igualmente, el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía confirmó este 8 de julio una condena de cuatro años y medio de cárcel por un delito de abuso sexual a un hombre que se quitó el preservativo durante una relación sexual sin el consentimiento de ella y que, además, la contagió de una enfermedad de transmisión sexual. 

En todo caso, ambos expertos penalistas coinciden en que no conocen precedentes en España por casos como el que relata el tiktoker e instagramer Naim Darrechique hayan llegado a sentencias condenatorias. Además, Tamarit aclara que, en caso de imputar al joven un delito de abuso sexual, su defensa podría argumentar que el abuso mediante engaño sólo es punible, según el artículo 182 del Código Penalcuando hay una víctima menor de 18 años y mayor de 16.

Según el Ministerio de Igualdad, “se podrá considerar una agresión sexual” cuando se apruebe la Ley Orgánica de Garantía Integral de la Libertad Sexual 

El pasado 6 de julio, el Consejo de Ministros aprobó el proyecto de Ley Orgánica de Garantía Integral de la Libertad Sexual, cuyo objetivo es “la protección integral del derecho a la libertad sexual y la erradicación de todas las violencias sexuales”. Aunque aún queda toda la tramitación parlamentaria en las Cortes, con las enmiendas de los grupos antes de su aprobación como ley, en su artículo 178, la norma recoge que “será castigado con la pena de prisión de uno a cuatro años, como responsable de agresión sexual, el que realice cualquier acto que atente contra la libertad sexual de otra persona sin su consentimiento” y define que este existe cuando “se haya manifestado libremente mediante actos que, en atención a las circunstancias del caso, expresen de manera clara la voluntad de la persona”.

Captura del artículo 178 del Proyecto de Ley Orgánica de Garantía Integral de la Libertad Sexual.

Consultados sobre si el supuesto que plantea el tiktoker Naim Darrechi podría ser considerado un delito de agresión sexual, desde el Ministerio de Igualdad afirman que “si eyacula dentro de ella sin su consentimiento o, por defecto, mintiendo, efectivamente se podrá considerar una agresión sexual”. Asimismo, plantean que “cualquier caso que atente contra la libertad sexual al no haber consentimiento será una agresión sexual y está contemplado en el proyecto de ley”. Cabe recordar, además, que el proyecto aprobado en el Consejo de Ministros elimina el delito de abuso sexual y lo equipara a la agresión.

La ministra de Igualdad, Irene Montero, también ha publicado un tuit indicando que “pondrán el caso en conocimiento de la Fiscalía” y que “quitarse el preservativo o eyacular dentro sin consentimiento es hoy abuso sexual y la Ley #SoloSíesSí lo reconocerá como agresión”.

Sin embargo, María Acale, catedrática de Derecho Penal en la Universidad de Cádiz, señala que “sería difícil de castigar” dentro del Título VIII de Delitos contra la Libertad Sexual pues, explica, el engaño no aparece como tal dentro del precepto del artículo 178 apartado 2 por lo que “no habría un atentado contra la libertad sexual”. El punto 2 del mencionado artículo considera agresiones sexuales “los actos de contenido sexual que se realicen empleando violencia, intimidación o abuso de una situación de superioridad o de vulnerabilidad de la víctima”. También incluye aquellos que se ejecuten sobre personas que “se hallen privadas de sentido, de cuya situación mental se abuse y los que se realicen cuando la víctima tenga anulada por cualquier causa su voluntad”.

De acuerdo con la catedrática, según la legislación vigente, “si existe una enfermedad de transmisión sexual entonces sí sería perseguible como delito de lesiones”, de acuerdo con el artículo 147 y siguientes del Código Penal: “el que, por cualquier medio o procedimiento, causare a otro una lesión que menoscabe su integridad corporal o su salud física o mental, será castigado, como reo del delito de lesiones con la pena de prisión de tres meses a tres años o multa de seis a doce meses, siempre que la lesión requiera objetivamente para su sanidad, además de una primera asistencia facultativa, tratamiento médico o quirúrgico”.

El tiktoker ya ha pedido disculpas a través de Instagram

Tras sus polémicas declaraciones en la entrevista con Mostopapi, Darrechi ha pedido disculpas a través de una serie de stories publicados en su cuenta de Instagram. “Quiero pedir perdón, de corazón, por mi inconsciencia, a veces no me doy cuenta de la responsabilidad que tengo realmente”, ha afirmado el tiktoker asegurando que su comentario “estaba fuera de lugar” y que “no era cierto”. Darrechi ha calificado sus declaraciones de “locura” y ha deseado que “ojalá no hubiesen salido”.