Nos habéis preguntado por un tuit en el que se dice que "las cifras [de mujeres asesinadas por violencia de género] tras la aprobación de la ley [Integral contra la Violencia de Género (LIVG)] no bajan sino que suben; la crisis, la precariedad y los ambientes hostiles son factores que cualquier criminólogo especializado te señalaría". Desde Maldita.es no entramos a valorar la efectividad de la ley, pero no es cierto que haya más mujeres asesinadas que antes.

Desde 2005, año siguiente a la aprobación de la LIVG en diciembre de 2004, se han contabilizado 890 mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas. De hecho, los datos acumulados y que publica la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género demuestran que la cifra de mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas ha descendido de media desde la aprobación de la ley. En el año 2005, se contabilizaron 57 víctimas mortales de violencia de género, mientras que en 2018, se contabilizaron 51. Este año 2019, el número de víctimas mortales por violencia de género asciende a 55. 

Si comparamos la media del número de mujeres víctimas mortales por violencia de género en los siete primeros años desde que se aprobó la LIVG, de 2005 a 2011, esta cifra se sitúa en 66 mujeres; mientras que, en los siete últimos, de 2013 a 2019, el número se reduce a 53 mujeres.

Dicho de otro modo: en 2004, año en el que se aprobó la LIVG, hubo 72 víctimas mortales. Desde ese momento, sólo ha habido un aumento en el número de mujeres asesinadas por violencia de género en dos ocasiones, en 2008 y en 2010. En cambio, en los 13 años restantes desde que se aprobó la normativa, el número de mujeres víctimas mortales por violencia de género se ha visto reducido. 

Por lo tanto, es falso que el número de mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas "no bajan sino que suben" ya que desde la aprobación de esta normativa se ha reducido, de media, el número de mujeres víctimas mortales porque a pesar de que existe un aumento en el número de víctimas en algunos años concretos, esto no se debe a una tendencia.

La crisis, la precariedad y los ambientes hostiles "no son causas para el delito en general ni para los crímenes en particular", según el exdirector del Instituto de Ciencias Forenses y de la Seguridad de la UAM, Manuel de Juan

Además, el tuit hace referencia a las causas por las que sube la cifra de mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas tras la aprobación de la LIVG. Desde Maldita.es hemos preguntado a Manuel de Juan, catedrático de Psicología en la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y exdirector del Instituto de Ciencias Forenses y de la Seguridad de esta universidad, para saber si "la crisis, la precariedad y los ambientes hostiles" son las razones del aumento de mujeres asesinadas por violencia de género ya que añade que "cualquier criminólogo especializado te señalaría". Pero tampoco es cierto. 

Manuel de Juan, quien estuvo trabajando en la creación del Sistema VioGén hasta 2015, explica a Maldita.es que la crisis, la precariedad y los ambientes hostiles  "no son causas ni para el delito en general ni para los crímenes en particular" y añade que "es un mantra que se repite cada cierto tiempo" pero que no se sustenta con "datos o investigaciones serias". 

Por ello, no se puede establecer una relación entre las causas y las cifras de mujeres asesinadas por violencia de género tras la aprobación de la LIVG.

Por qué los datos actuales de mujeres asesinadas por violencia de género no se pueden comparar con los anteriores a 2003(*)

La Delegación del Gobierno para la Violencia de Género es el organismo que elabora y difunde la información sobre mujeres víctimas mortales por violencia de género desde el año 2003. Aunque su creación fue hasta 2006, recaban los datos con carácter retroactivo desde 2003 hasta 2005 gracias a la información de los Cuerpos de Seguridad, órganos judiciales y Fiscalía para incluir las cifras de mujeres asesinadas por violencia de género en los términos que indica la ley.

El Instituto de la Mujer y el INE publican datos sobre mujeres asesinadas por violencia de género entre 1999 y 2002 con datos de Interior y notas de prensa, como no es el mismo tipo de dato no se puede cruzar.

Los datos del Ministerio del Interior en los que se basa la estadística del INE no son comparables porque sólo contabilizaban a las mujeres asesinadas por sus maridos, sin tener en cuenta exparejas o novios; y se elaboraban a partir de atestados.

Más información sobre por qué los datos actuales de mujeres asesinadas por violencia de género no se pueden comparar con los anteriores a 2003, aquí.

(*) Esta pieza ha sido actualizada el 10/01/2020 para explicar por qué la estadística oficial que se puede consultar en el Portal Estadístico de la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género no se puede comparar con datos anteriores.