Lo hemos oído en más de una ocasión: hay más madres primerizas de 40 años que de 25. En un programa de RTVE se decía que, “en España, ya hay más madres primerizas de 40 años que de 25. Una tendencia que comenzó a observarse en el 2011 a raíz de la crisis, la falta de empleo, los bajos ingresos, sumado a una menor percepción del envejecimiento personal”. En la misma línea, otra publicación de Antena 3 titulaba que “la edad media de una madre primeriza pasa de los 25 a los 40 años en España”.

Pero no. En España, no hay más madres primerizas de 40 años que de 25. El Instituto Nacional de Estadística (INE) no incluye ninguna tabla en su base de datos en la que relacione a la vez el número de nacimientos con la edad de la madre, el orden del nacimiento del hijo y el año. Es decir, no podemos saber si los niños nacidos, cada año, son el primer hijo (o no) de la mujer.

En realidad, en 2017, según los últimos datos recogidos por el INE, hubo 5.582 nacimientos de madres primerizas de 25 años y 4.832 nacimientos de madres primerizas de 40. Si ampliamos la búsqueda y consultamos los datos del primer semestre de 2018, todavía provisionales, sucede algo parecido: 2.480 nacimientos de madres primerizas de 25 frente a los 2.276 nacimientos de las de 40.

¿De dónde salen estos datos?

Como el INE no tiene en cuenta en una misma base de datos el orden de nacimiento, la edad de la madre y el año, desde Maldito Feminismo hemos solicitado los datos de primeros nacimientos a este organismo, según la edad de la madre y el periodo, para elaborar el siguiente gráfico. Y a pesar de que la edad con la que una mujer tiene su primer hijo aumenta, contra todo pronóstico, hay más madres primerizas de 25 años que de 40.

De hecho, desde el 2007, el número de madres primerizas a los 25 años ha sido superior al de madres que tienen su primer hijo con 40 años, según el INE. Incluso en el primer semestre del 2018, último dato recogido por el INE y todavía provisional.

Sin entrar a valorar los motivos que llevan a una mujer a ser o no madre, la tabla sí refleja la tendencia de que las mujeres han retrasado la edad de serlo en los últimos años.

La edad media a la que una mujer tiene su primer hijo ha pasado de los 29,4 en 2007 a los 30,9 en 2017, según los datos más actualizados del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Por lo tanto, si hablamos de primeros nacimientos, aunque hay una tendencia a retrasar la edad de la maternidad, las madres primerizas de 25 años siguen siendo superiores en número a las de 40.