El Ministerio del Interior hace seguimiento de la igualdad efectiva de mujeres y hombres en cada proceso electoral desde el año 2009. Lograr una composición equilibrada que asegure una representación significativa de ambos sexos en cada lista que se presente a las elecciones (ya sean locales, autonómicas, nacionales o europeas) es una obligación recogida en la ley 3/2007 para la igualdad. Por ello, en esas candidaturas, los diputados españoles de cada uno de los sexos supondrán como mínimo el 40%.

El último informe de impacto de género, publicado por el Ministerio, analiza el porcentaje de mujeres en el Parlamento Europeo. Por primera vez, en las pasadas elecciones celebradas en mayo de 2019, la proporción de eurodiputadas superó la barrera del 40%. Es decir, el porcentaje más alto en toda la historia con un 41% de presencia en la cámara. Es la primera vez que se ha superado ese umbral. Pero hay que señalar que desde 1979, la primera legislatura que contó como presidenta a una mujer, Simone Veil, el número de mujeres en la cámara europea nunca ha dejado de aumentar.

Y, precisamente, España es uno de los países que más ha contribuido a que se haya podido superar esa barrera del 40% por incluir este porcentaje mínimo de mujeres en las litas electorales. Desde 1994, España siempre ha mantenido una proporción de eurodiputadas por encima de la media europea. De hecho, en las últimas elecciones, ese porcentaje de españolas en el Parlamento Europeo superó en 6 puntos la media europea, llegando al 47%. Este porcentaje también ha supuesto un récord para España en representación femenina en la cámara. De los 51 eurodiputados españoles, 24 son mujeres. 

En Maldito Feminismo ya os explicamos que tras las elecciones generales del 28-A se registró el mayor porcentaje de mujeres en la historia del Congreso de los Diputados; que, después, con las elecciones del 10-N, la proporción de mujeres bajó tres puntos; e, incluso, analizamos cuál era la composición de las listas que se presentaron a las segundas elecciones generales de noviembre. Con la publicación del último informe correspondiente a los comicios europeos celebrados en 2019, analizamos la proporción de mujeres en el hemiciclo europeo. 

Suecia y Finlandia son los únicos países que eligieron a más mujeres que hombres 

Tanto en 2014 como en 2019, Suecia y Finlandia son los dos únicos países que han elegido a más mujeres que hombres para representarlos en Europa. En las elecciones de 2019, un total de seis países han conseguido la paridad aritmética (50%): Francia, Países Bajos, Austria, Eslovenia, Letonia, Luxemburgo y Malta. De hecho, todos, excepto Malta, mejoran sus porcentajes con respecto a las elecciones anteriores. 

Al igual que España, ha habido seis países más que han superado la media europea. Las mujeres diputadas de Reino Unido, Dinamarca, Irlanda, Portugal e Italia pasan el 41%. A estos países les siguen Hungría, Bélgica, Alemania, Croacia, Polonia, Estonia y Chequia con un porcentaje entre el 33% y el 41% de eurodiputadas. 

Ahora bien, entre los Estados miembro, hay países en los que las mujeres no llegan a ser un tercio de la representación nacional en la cámara. Es el caso de Bulgaria, Lituania, Grecia, Rumanía, Eslovaquia y, por último, Chipre. Aunque Chipre es un caso excepcional: es el único país que no ha tenido ninguna representante mujer entre los diputados que integran el Parlamento. 

Entre las elecciones celebradas en 2014 y las de 2019, una mayoría de 14 estados miembro mejoraron el porcentaje de mujeres escogidas como eurodiputadas en el Parlamento. Cinco países mantuvieron la misma presencia femenina. Alemania, Grecia, Suecia, Bulgaria y Finlandia, de nuevo, eligieron al mismo número de diputadas en esta cámara. Ahora bien, mientras que Suecia y Finlandia siguieron superando el 50% de representación femenina en ambos comicios, Grecia y Bulgaria no pasaron del 30% en ninguno de los dos. 

El resto, un total de siete países, redujeron la proporción de eurodiputadas en el hemiciclo europeo este 2019 con respecto a 2014. 

El porcentaje de eurodiputadas españolas alcanzó el 47% este 2019, la mayor proporción de mujeres hasta el momento 

Tras los comicios europeos celebrados en España, 23 mujeres fueron elegidas como eurodiputadas de los 54 representantes en el Parlamento Europeo. Es decir, un 42,6% del total. Sin embargo, este número y, por lo tanto, la proporción, cambió durante la toma de posesión que se celebró en julio de 2019, varios meses después de las elecciones. En ese momento, el número de mujeres fue de 24 de un total de 51 eurodiputados españoles debido a que Puigdemont, Comín (Lliures per Europa) y Junqueras (Ahora Repúblicas) no tomaron posesión de su escaño y tampoco lo hizo Josep Borrell (PSOE) que fue sustituido por Estrella Dura. Por lo tanto, el porcentaje de mujeres alcanzó el 47%, la mayor representación de mujeres hasta la fecha.  

Si analizamos las candidaturas electas de los principales partidos con representación parlamentaria que se presentaron en esas elecciones, PSOE y Unidas Podemos han alcanzado la paridad aritmética con el 50% de mujeres; Ciudadanos registró un 42,9% de representación femenina en las listas; y el PP y Vox se quedaron en el 33% de mujeres.


En el análisis realizado por el Ministerio del Interior no se tiene en cuenta cómo queda conformado el Parlamento Europeo tras la salida de Reino Unido. Esta institución ha repartido los 73 escaños vacantes de este país entre los Estados miembro (27) y ha reservado 46 para futuros estados. De este modo, España ha conseguido cinco escaños más, que han sido asignados por la Junta Electoral Central a los candidatos y candidatas que correspondía