Se está moviendo en redes sociales una imagen en el que aparece el alcalde de Cádiz, José María González, conocido como Kichi, junto a otras personas, posando al lado de un cartel en el que se puede leer: “¡Mujer! Mientras estés en paro, ¿qué vas a hacer? ¿Tocarte el “jigo”? Pues... ¡hazlo con eficiencia! Realiza el curso de estimulación de clítoris.... No es coña [sic]”. La foto que circula es un montaje: en la imagen original, tomada en julio de 2016, se puede ver al alcalde y a varios miembros del Ayuntamiento de Cádiz guardando un minuto de silencio por la muerte de una víctima de violencia de género con un cartel que reza “Contra la violencia hacia las mujeres”. 

La imagen es un montaje; en el cartel de la imagen original se puede leer “contra la violencia hacia las mujeres”

La imagen que se está compartiendo es un montaje. En el cartel original, con el que posan Kichi y el resto de miembros de la corporación municipal, se puede leer “contra la violencia hacia las mujeres”. La fotografía, publicada en Cádiz Noticias y en Cádiz Digital, se tomó el 13 de julio de 2016, en la puerta del Ayuntamiento de Cádiz, mientras se guardaba un minuto de silencio en señal de duelo ante el caso de violencia de género ocurrido en Frigiliana (Málaga).

Además, en la imagen real no se ve el escudo del Ayuntamiento de Cádiz en la parte inferior del cartel. Simplemente, firma el “Ayuntamiento de Cádiz” y la “Fundación Municipal de la Mujer”. 

El “curso de estimulación del clítoris” no existió, el Ayuntamiento de Cádiz organizó un curso para mejorar aspectos personales y facilitar su incorporación en el mercado laboral

El curso [“de estimulación del clítoris”] al que hacen referencia en el montaje tampoco existió. El Ayuntamiento de Cádiz publicó el 4 de noviembre de 2016 el pliego de contratación del taller de motivación y formación del programa “Habilidades sociales para la inserción laboral” para la Fundación Municipal de la Mujer dirigido a las “mujeres gaditanas desempleadas, con especiales dificultades de inserción laboral, preferentemente víctimas de violencia de género”. El curso se presentó con el objetivo de dotar a estas mujeres de herramientas para mejorar aspectos personales como el autoestima, el estrés, la ansiedad o los miedos, y para facilitar la incorporación de las participantes al mercado laboral con herramientas para la búsqueda de empleo o definición del perfil profesional. 

Tanto en el pliego de condiciones como en la nota de prensa publicada por el Ayuntamiento de Cádiz el 19 de noviembre, una vez adjudicado el contrato a la empresa Cadigenia, se enumeraban las líneas de actuación del curso que desde la Fundación Municipal de la Mujer trabajaron en el curso entre el 21 de noviembre y el 21 de diciembre. 

La polémica del curso de habilidades sociales: los grupos municipales PSOE y Ciudadanos presentaron un escrito para pedir información sobre las clases

A pesar de que ni en el anexo del pliego de condiciones, ni en la nota de prensa, se hablaba de la “estimulación del clítoris”, el curso en cuestión sí provocó dudas a los grupos municipales de PSOE y Ciudadanos, “tras varias quejas de algunas participantes”, según publicó La Voz de Cádiz el 25 de noviembre de 2016

En el pleno municipal, celebrado el 25 de noviembre, la concejal de Ciudadanos, María Fernández Trujillo, solicitó información detallada tanto sobre el temario del curso como de las personas que lo impartían porque, según argumentó, “no es de recibo que estas mujeres, que están en una situación de vulnerabilidad y que lo único que quieren es encontrar un empleo para ser independientes económicamente, crean con este tipo de contenidos del curso que no se las está tomando en serio” [min. 32:38]. En este sentido, la concejal del PP, Mercedes Colombo, lamentó en la sesión plenaria que desde la Fundación de la Mujer se estuviera tratando a las mujeres “como si tuvieran 15 años ofreciéndoles clases de sexología de instituto” [min. 1:00:27].

El Diario de Cádiz señalaba que “fuentes del PSOE [también] han explicado que se registró un escrito en el Ayuntamiento” para conocer “la información sobre el programa del curso, la cualificación de las personas encargadas de impartirlo, el coste del mismo y la forma y modelo de adjudicación”. 

Según los medios locales, en el curso “se enaltece el feminismo continuamente, se ofrecen contenidos en contra de la figura de los hombres y se ponen ejemplos de la sumisión de la mujer a lo largo de la historia con extractos de películas de Walt Disney, como es el caso de Blancanieves, que limpiaba y cocinaba para los siete enanitos del bosque”, así como “se aborda la estimulación del clítoris en el apartado de nociones de autonomía afectiva y sexual”.

Sin embargo, los medios de comunicación recogen opiniones diversas de las mujeres que participaron en el curso. "No es verdad que nos hayan dado lecciones sobre cómo masturbarnos, se ha sacado todo de contexto", explicaba una de las alumnas de ese curso a la Cadena Ser, el mismo 25 de noviembre de 2016. Un día después, el Diario de Cádiz también incluyó varias declaraciones al respecto. Aunque una mujer sí especificó al medio que no le parecía “normal” que en el curso “se dijera que una mujer se da placer mejor a sí misma”; otra argumentó que “se ha sacado de contexto (...) no se ha tirado por tierra a los hombres” porque "lo que hemos tratado sobre todo es materia de autoestima, a querernos a nosotras mismas".

En Maldita.es hemos preguntado a la Fundación Municipal de la Mujer de Cádiz para conocer si se registraron quejas por parte de las participantes al curso de habilidades sociales para la inserción laboral pero, en el momento de esta publicación, no hemos obtenido respuesta. También hemos preguntado al consistorio gaditano para saber el camino de las solicitudes presentadas y si se modificó el contenido de este curso. 

El alcalde de Cádiz, José María González, Kichi, ya negó en redes sociales que se tratara de un curso para estimular el clítoris 

El alcalde de Cádiz, José María González, Kichi, negó en Facebook y en Twitter que el curso para desempleadas que puso en marcha el Ayuntamiento contemplase “clases de estimulación de clítoris”

En el mensaje, adjuntó una captura del titular de una noticia de La Voz de Cádiz sobre el tema que decía “Un curso para desempleadas incluye clases de estimulación del clítoris en Cádiz” y explicó que aunque “a Ciudadanos le fastidie que víctimas de violencia machista hablen sin complejos de masturbación (...), que surja este tema en las sesión debería normalizarse en lugar de ser estigmatizado [sic]”.

Fuente: Comunicado del alcalde de Cádiz, José María González Kichi, en Facebook sobre las supuestas clases de estimulación del clítoris en Cádiz 

Laura Mingorance, la que fuera portavoz de Podemos en Cádiz en ese momento, también explicó a Diario de Cádiz que dentro del apartado de actividades orientadas al empoderamiento de la mujer y la recuperación del autoestima, “se ha tratado diversidad de temas, entre ellas la sexualidad o la puesta en valor de las propias capacidades de las mujeres, y pensamos que está habiendo una utilización oportunista por parte de la oposición". Y añadió que "hay versiones distintas entre las propias asistentes, y desde luego lo que esto no ha sido es un taller para enseñar a las mujeres a masturbarse como se ha querido vender".

La imagen que se mueve en redes sociales es un montaje. La fotografía original se tomó el pasado 13 de julio de 2016 y en ella se podía ver al alcalde de Cádiz, José María González Kichi, junto a otros miembros de la corporación municipal guardando un minuto de silencio tras el asesinato de una mujer a manos de su pareja en Frigiliana (Málaga) con un cartel que dice “contra la violencia hacia la mujer”. 

En resumen, sí existió un curso de habilidades sociales para la inserción laboral de mujeres desempleadas de Cádiz, preferentemente mujeres víctimas de violencia de género, en el que trataron temas como la sexualidad femenina dentro de las actividades propuestas para mejorar aspectos personales pero no incluía “cursos de estimulación del clítoris” como se especifica en la imagen que circula. 

Primera fecha de publicación de este artículo: 06/10/2020