Diferentes plataformas, webs y cuentas de redes sociales han compartido un vídeo en el que supuestamente "una mujer feminista empuja a un sacerdote en Portugal por haber dicho durante su sermón que 'las gordas no van al cielo'". Es un bulo y no sólo se está moviendo en España. También hemos visto que circula por Brasil, México, Reino Unido y Turquía

Aunque en el vídeo se puede ver cómo una mujer desde el escenario empuja por detrás al religioso, no hay ninguna prueba de que el religioso pronunciara esas palabras durante su discurso.

En primer lugar, como ya explicamos en Maldito Bulo, las imágenes fueron grabadas en Brasil no en Portugal. El religioso que aparece en el vídeo es el sacerdote Marcelo Rossi y estaba ofreciendo una misa de clausura del campamento Por Hoje Nao (PHN) en Cachoeira Paulista, un municipio del estado de Sao Paulo (Brasil). 

Nuestros compañeros de Lupa, una agencia de verificación de Brasil, han desmentido que el religioso pronunciara estas palabras gracias a la transcripción del discurso de Rossi, extraído del vídeo facilitado por el canal de televisión Canção Nova, que retransmitió en directo la misa de clausura. En la transcripción no consta que el sacerdote dijera "las gordas no van al cielo". 

De hecho, en los segundos anteriores a la caída, Rossi hablaba de la unión con Dios y del papel de los sacerdotes: "De ahora en adelante mi vida ya no es mía, y estas manos ya no me pertenecen, pecadores débiles, sino que pertenecen a Jesús tanto que el sacerdote ya actúa en la persona de Cristo para servir, para bendecir". Tras la caída, al no resultar herido, Rossi continuó su sermón.

Tampoco hay ninguna prueba de que la mujer que empujó a Rossi fuera "feminista". Medios de comunicación como Globo informaron de que la Policía Militar de Sao Paulo había aclarado que la agresora acudía a la misa junto a un grupo de feligreses de Rio de Janeiro y que sus acompañantes dijeron que sufría trastornos mentales. Además, UOL publicó que la agresora padece trastornos bipolares y que estaba en tratamiento psiquiátrico. Por lo que, tal y como informa este medio de comunicación, si el religioso Marcelo Rossi no presenta ninguna denuncia en los próximos seis meses, el caso se cerrará.