Nos estáis consultando mucho a través de nuestro servicio de WhatsApp sobre una imagen de una supuesta protesta feminista que tenía el objetivo de “prohibir ordeñar vacas porque es machismo”. La fotografía de la protesta va acompañada por un cartel con el título “los lácteos son machistas”. Os contamos qué sabemos sobre esta imagen:

El objetivo era “visibilizar el sufrimiento de las vacas”

En realidad se trataba de una performance que tuvo lugar el 16 de julio de 2016en l’Avinguda del Portal de l’Àngel en Barcelona, por lo tanto, no se encontraban “frente a la planta lechera de Barcelona”. La acción la llevó a cabo Abriendo jaulas / Opening Cages, un “grupo antiespecista por la liberación animal”, que ahora se ha desintegrado.

El colectivo animalista publicó un comunicado oficial el 21 de julio sobre la manifestación a raíz de la gran difusión que tuvo. En él, el grupo declara que “el objetivo de la acción fue visibilizar el sufrimiento animal y la explotación que existe detrás de la industria láctea”.

En este comunicado se explica que lo que se pretendía era “visibilizar el sufrimiento animal y la explotación” y que para que las vacas den leche “es necesario necesario provocar su embarazo y posteriormente separar a la madre de su cría”.

“La acción realizada consistía en ilustrar de manera visual tal sufrimiento, considerando de igual a igual el sufrimiento animal y humano”, manifestaron desde Abriendo Jaulas.

No hay pruebas de que en la performance se reclamase “prohibir ordeñar vacas”

Desde Maldita.es nos hemos puesto en contacto con una antigua activista de Abriendo Jaulas que participó en la protesta y que nos ha contado que no se trataba de una “campaña para prohibir ordeñar vacas porque es machista”, sino una demostración sobre la industria láctea. “El mensaje era que hay que preñar al animal y matar a los hijos para producir lácteos”, afirma.

Según la activista, en la performance no se pidió “prohibir ordeñar vacas” y “tampoco hubo ninguna recogida de firmas”. Según nos ha explicado, durante la protesta sólo se pusieron vídeos sobre la industria láctea y se repartieron folletos.

En el comunicado de Abriendo Jaulas no se menciona que se pidiera esta prohibición y, además, en las fotografías de la performance no encontramos ninguna evidencia de esta reclamación.

No hay pruebas de que el cartel que se comparte junto a la fotografía sea de este grupo animalista

La antigua activista con la que hemos contactado nos asegura que el cartel que aparece en la parte inferior de la imagen que nos habéis enviado no es de Abriendo Jaulas y que no lo utilizaron en su campaña de sensibilización. Añade que durante la protesta sí se repartieron folletos informativos, pero no ese. “Pusimos a disposición del público folletos, videos, paneles informativos (…) explicando los impactos negativos del consumo de leche para la salud humana”, se puede leer en el comunicado.

Además, en las fotografías de la protesta aparecen distintos carteles, pero no el de la imagen que se ha viralizado.

De hecho, el cartel está también vinculado a un tuit del perfil @AnastasiaTBI, una cuenta troll feminista que ahora se encuentra suspendida.

La activista afirma que sí fue una reivindicación del feminismo antiespecista

La antigua activista de Abriendo Jaulas nos ha contado que la protesta también representaba una reivindicación feminista antiespecista. Según ella, “el feminismo antiespecista hace esta relación porque la industria láctea se sustenta en las hembras, en preñar hembras y seguir con un ciclo reproductivo incesante que implica inseminación artificial y matar a las crías, porque no es viable tener a los machos vivos”.

En este sentido, añade, la reivindicación parte de la idea de que “todas las opresiones están relacionadas porque funcionan bajo el mismo parámetro: decidir sobre el aparato reproductivo de las hembras”. Y explica que en la performance se comparó a las humanas con las vacas “para hacer entender que se necesitan los mismos procesos en una vaca que en una humana para producir leche”.