No, no es cierto que las asociaciones feministas no se hayan manifestado por la agresión sexual grupal a una joven en Bilbao